twitter
rss

Twitter Mineduc Facebook Mineduc Mineduc

El lenguaje es fundamental para el desarrollo de cada persona en todo ámbito de la vida. Pero para que ello se dé adecuadamente, es primordial comunicarse de forma clara y comprensible. De lo contrario la comunicación con los pares se torna algo compleja, limitando así muchos aspectos de la cotidianidad.

Para contrarrestar dicha situación es que existen las escuelas de lenguaje. Las cuales se encargan principalmente de dar atención a los niños que tengan algún tipo de trastorno relacionado con la comunicación. Si bien estas instituciones funcionan en base esto, el programa educacional es el mismo de cualquier jardín infantil.

El ingreso de los niños a las escuelas de lenguaje es de los 3 a los 5 años 11 meses. Quienes accedan, deben tener cierto retraso en el desarrollo del habla o padecer algún trastorno especifico del lenguaje. Los individuos con esta dificultad suelen tener problemas de procesamiento del lenguaje o de abstracción de la información para el almacenamiento y recuperación, principalmente por la memoria a corto plazo.

Si bien estos trastornos suelen se transitorios, igualmente es necesario que los niños asistan a estos establecimientos para superar dichas falencias. Es lo que destaca Karol Gajardo, educadora de párvulo del Jardín Infantil Mundo Cantaclaro.

 

Las causas que generan los trastornos del lenguaje tienen que ver con el excesivo consentimiento y el poco estímulo que tienen los niños en los hogares. En determinadas situaciones también influye el mal manejo conductual de los padres y el demasiado regaloneo que estos dan a sus hijos. Factores que según Alvina Chandía, psicopedagoga y directora de la Escuela de Lenguaje Colibrí, han aumentado la demanda de este tipo de escuelas.
Los niveles en las Escuelas de Lenguaje son: Medio Mayor, Transición I y Transición II.

Para hacer ingreso a estos establecimientos educacionales es necesario una evaluación previa, que evita la incorporación de niños con alteraciones no relacionadas con el lenguaje. “Es la fonoaudióloga quien, mediante pruebas del Ministerio de Educación (MINEDUC), establece si tienen o no algún trastorno. Se realiza también un control por parte de un conjunto de médicos que avalan la existencia de alguna deficiencia en el desarrollo del lenguaje” señala la directora de la Escuela de Lenguaje Colibrí, Alvina Chandía.

 

 

Para paliar los distintos trastornos vinculados al habla, estos establecimientos basan su trabajo en dos tipos de programaciones. Por una parte, está la tarea que efectúa la fonoaudióloga semanalmente, mediante diversas actividades según el diagnóstico de cada niño. El resto de la labor que se realiza tiene relación con los programas que el MINEDUC establece para la educación pre-escolar.

Claramente es importante lograr remediar este tipo de trastornos a tiempo. Primeramente por lo provechoso que resulta para quienes los padecen, y también porque el avance que se genera termina siendo al fin y al cabo un progreso para la educación del país.

Comentarios desactivados en Rol de la Escuela de Lenguaje

Comments are closed.